ARK: Survival Evolved presenta problemas de rendimiento

Después de permanecer en Early Access desde 2015, ARK: Survival Evolved en su versión completa vio la luz hace unos días en PS4, Xbox One y PC. Sin embargo, la polémica ha rodeado al título recientemente por motivos relacionados con el aumento de su precio y ahora un reciente análisis muestra que el título tiene problemas de rendimiento en las 3 plataformas.

Digital Foundry se dio a la tarea de analizar el rendimiento de ARK: Survival Evolved en PS4 y Xbox One; incluyendo su despliegue en PS4 Pro. Los resultados de la prueba mostraron, de inicio, el pobre rendimiento que tiene el juego de Wildcard en un modelo normal de PS4, donde registró 640p en modo gráfico normal y 720p en modo detallado. Al mismo tiempo, el título registró buen rendimiento en PS4 Pro donde el modo normal arrojó 720p y el despliegue detallado 1080p. En ambos casos la tasa de cuadros por segundo se mantuvo en 30 fps.

Ahora bien, según el análisis de Digital Foundry (vía Wccftech), ARK: Survival Evolved en Xbox One tuvo rendimiento pobre al solo alcanzar 720p sin la posibilidad de seleccionar modo normal o detallado, además, el título de Wildcard no cuenta con sincronía vertical (v-sync) provocando cortes continuos al mover la cámara (tearing). En cuanto a la consola de Microsoft habrá que esperar el rendimiento del título una vez que esté disponible Xbox One X y su parche correspondiente.

Para quienes pensaban que ARK: Survival Evolved tendrían el mejor rendimiento en PC, también hay malas noticias pues el sitio ruso GameGPU se encargó de analizar el rendimiento del título en computadora y ahí encontraron que aún con el hardware adecuado y usando una tarjeta gráfica GTX1080Ti el título de Wildcard corrió en 4K nativo pero no superó 25 fps, situación que se solucionaría con 2 tarjetas gráficas.

De esta forma, los resultados de ambos análisis sugieren que Wildcard falló en la optimización de ARK: Survival Evolved en las 3 plataformas en que está disponible, aunque podría solucionar los problemas con las actualizaciones pertinentes.